Templo San Francisco de Asís

Este templo, que originalmente fue dedicado a San José, es uno de los más antiguos de la ciudad y fue levantado en 1715. Su atrio donde está hoy la Plaza Ignacio Zaragoza aún servía como cementerio. En fechas posteriores, los franciscanos edificaron el templo a su santo patrono.

Además de su importancia histórica, este templo guarda el cenotafio de Miguel Hidalgo en el presbiterio de la capilla de San Antonio, aquí fue sepultado el cuerpo decapitado del Padre de la Patria, en julio de 1811, permaneciendo hasta 1823, cuando fue exhumado para trasladarlo a la capital del país.

En terminos genrales, su arquitectura es la típica de las construcciones misioneras de la orden franciscana en el norte del México: una amplia nave con planta de cruz cubierta con viguería y una magestuosa cúpula como sello particular. La torre, que armoniza con la altura del edificio, fue construida en 1740.

El único retablo original de este templo, se encuentra cubierto por otro de cantera que le fue sobrepuesto en 1906. Los otros dos, provienen del antiguo templo jesuita de Loreto; son magnifícas tallas del siglo XVIII, que al se empotraron en los cruceros, debieron de mutilarse por que el espacio estaba bastante limitado.

 

nuestra galería

Calendario De
Eventos

Templo San Francisco de Asís